x
Si disfrutas con este blog, puedes colaborar en su mantenimiento. Tú decides cuánto quieres donar.

¿Había peces en el Arca de Noé?

La historia de Noé, que la Biblia toma del Poema de Gilgamesh sumerio, comienza cuando Dios, ante el mal comportamiento de los hombres, decidió exterminar todo lo creado mediante un gran diluvio que anegara la Tierra y avisó a Noé, el único hombre justo que encontró, con el que estableció una Alianza para que generara una nueva raza de hombres nuevos, y le conminó a que construyera un arca con la ayuda de sus hijos en la que salvarse él, su familia y una pareja de cada especie de aves y animales terrestres, pues los peces no era necesario salvarlos porque no iban a perecer.
El diluvio duró cuarenta días y cuarenta noches. Noé primero mandó a un cuervo para saber la situación. Según la Biblia el pájaro fue y volvió sin traer información alguna. Entonces mandó a una paloma, que tras un primer viaje infructuoso, volvió con una ramita de olivo en el pico, señal de que que las aguas ya habían bajado.
Aunque la Biblia no dice que el arca fuera un barco, sino un receptáculo que simplemente flotaba, ya que no debía dirigirse a ningún sitio, sino simplemente esperar hasta que bajaran las aguas, y las primeras representaciones en el arte son de una cuba de madera, con el paso del tiempo fueron haciéndose más naturalistas y el arca se termina representando como un barco.

El Arca de Noé de Aurelio Luini en la iglesia de San Maurizio de Milán

Comentarios

  1. La pregunta que sirve de título no tiene respuesta en el texto, así que la responderé yo. Obviamente la pregunta sobra pues en el arca se metió todo lo que era necesario salvar por la inundación, a los peces no había que salvarlos pues no se iban a ahogar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, asanchezgil. Muchas gracias por tu comentario. En el texto se dice, literalmente, lo siguiente: "los peces no era necesario salvarlos porque no iban a perecer". Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares