x
Si disfrutas con este blog, puedes colaborar en su mantenimiento. Tú decides cuánto quieres donar.

¿Qué se entiende por "mozárabe" en arquitectura?

El término "mozárabe" ha sido ampliamente utilizado por historiadores del siglo XX para definir las manifestaciones arquitectónicas fechadas en los siglos IX y X en el territorio astur-leonés, basándose en que a los cristianos que vivían en territorios dominados por el Islam en estas fechas se les designaba con ese nombre y defendiendo que fueron precisamente ellos los que, después de huir de Al-Ándalus, levantaron estos edificios. Pero la historiografía moderna prácticamente lo ha descartado porque considera que no responde a la realidad, y aunque desde la segunda mitad del siglo XX algunos autores lo sustituyeron por “arte de repoblación”, en la actualidad este término también se cuestiona, pues las construcciones de repoblación se extendieron hasta el siglo XII, cuando ya, claramente, el románico se había convertido en hegemónico en toda Europa, además de que, verdaderamente, no hubo una repoblación como tal, pues aunque se creía que la banda del Duero había quedado despoblada, lo cierto es que no fue así, y siguieron existiendo núcleos de población aunque desorganizados. Así, la actual historiografía especializada defiende el término “arquitectura de fusión” para englobar una serie de intervenciones entre los siglo IX y X en el territorio astur-leonés que consistieron en restaurar y revitalizar edificios pre-islámicos en los se mezclan elementos autóctonos con guiños califales, estos últimos provocados por la intervención de alarifes procedentes de Al-Ándalus, aunque no exclusivamente cristianos sino también musulmanes, quizá por participación de talleres itinerantes, artífices conversos o esclavos. Lo que no podemos negar, independientemente del término que utilicemos para designarla, es que es una arquitectura que refleja los intensos contactos entre culturas y tradiciones diversas propios de un territorio cultural de frontera.


Fenómeno en el equinocio en la Capilla de San Miguel del Monasterio de San Salvador de Celanova, en la provincia de Orense. Fuente.

Comentarios

  1. La verdad es que es un problema, en secundaria se sigue usando (por comodidad) el término mozárabe, aunque yo siempre planteo las dudas de los especialistas. Teniendo en cuenta que el prerrománico peninsular es tan rico y variado, que no confundan visigodo con mozárabe y con asturiano es un logro. Gracias por esta entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá el problema esté en tanta "denominación", en tanto querer encasillar y en buscar características comunes que muchas veces no existen. A un profesor de Arte de la Complutense yo le llamaba (con cariño) "el Bargueño", pues todo quería meterlo en cajoncitos y mostrárnoslo ordenadito. Pero entiendo los problemas que deben plantearse en secundaria, pues a l@s adolescentes hay que darles unas pautas, aunque después, con el tiempo, ell@s mism@s, si profundizan en los temas, las desechen.

      Eliminar
    2. Siempre he tenido la sensación de que mucha de la tendencia a la hiperclasificación del Arte (y en otras disciplinas) se debe a la falta de creatividad en la investigación. Por lo tanto, para rellenar hojas y expediente, se establecen esas megaestructuras artificiosas que hacen parecer que se ha trabajado mucho y bien, en las que normalmente no se tiene en cuenta a las gentes que las originaron, de las que en su mayoría no sabemos nada de sus vidas ni de las circunstancias que les llevaron a llevar a cabo esas obras.

      Eliminar
  2. No conozca mucha gente de secundaria, pero q haya profundizado en la mozarabización, ninguno.......Pero profesores preocupados por el tema creo q había dos a finales del s.xx, se jubilaron y .....


    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares