x
Si disfrutas con este blog, puedes colaborar en su mantenimiento. Tú decides cuánto quieres donar.

¿Delito contra los sentimientos?

Aunque parezca de perogrullo, a much@s hay que explicarles que un cuadro, una escultura, una obra de teatro, un número de títeres, una performance, la actuación de un drag queen, una canción, una película, una novela, un chiste… ¡son ficción! Incluso cuando reflejan situaciones o cuentan historias basadas en hechos reales, no son realidad ¡son construcciones subjetivas! Aunque entiendo que alguien se identifique con algo y se sienta agraviad@, ofendid@, no tendríamos que olvidar que la ofensa también es un sentimiento subjetivo, de ahí que la judicialización de la ofensa a los sentimientos (a cualquiera de ellos) sea un enorme dislate ¿Y si una persona obesa denunciara una película en la que se mofaran de alguien por su sobrepeso? ¿Y si otra lo hiciera con un libro porque no tratara con respeto a una persona coja? ¿Y si yo denunciara todos los chistes machistas, que verdaderamente me ofenden y mucho? La lista sería interminable, pues tod@s en un momento dado podemos sentirnos identificad@s con algo y ofendernos ¿Son más respetables unos sentimientos que otros?

La vida de Brian de los Monty Phyton es una película que se estrenó en 1979. Recuerdo nítidamente cómo poder ir a verla fue un gran soplo de aire fresco. Hoy no tengo muy claro si podría estrenarse en España sin campañas de boicot en las puertas de los cines donde hubieran tenido la osadía de programarla. Seguro que también le caería una denuncia por ofensa a los sentimientos religiosos. Creo que tod@s tendríamos que pensar hacia dónde queremos ir en esta sociedad que nos ha tocado vivir.

Fotograma de La vida de Brian

Comentarios

  1. La cuestión es que los delitos y las condenas son sobre hechos probados, de forma que legalmente, delinquir contra los sentimientos es una falacia. Así de simple.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares